Famosos músicos que pactaron con el diablo

A lo largo de nuestra historia hay casos de hombres que vendieron su alma al diablo a cambio de algún tipo de habilidad, en busca de ser reconocidos y admirados mundialmente. Como ya comentamos, un pacto con el diablo es una especie de acuerdo con “el Mal”, con la única intención de conseguir un bien superior. Pero el pacto contiene ciertos riesgos, ya que el diablo desea el alma de la persona, e intentará hacer cualquier cosa para conseguirlo, como engañar, mentir, o estafar. Pero después de disfrutar de un enorme éxito mundano de corta duración, murieron como resultado del pacto. Y más concretamente, la historia de la música está llena de anécdotas muy conocidas que parecen indicar que muchos músicos conocidos decidieron vender su alma al mismísimo diablo para obtener fortuna y gloria. Estas son las historias de algunos músicos mundialmente conocidos que fueron acusados de haber vendido su alma al diablo, y la reacción de la sociedad con posterioridad a sus acusaciones.
 


Niccolò Paganini (1782-1840)


Comenzamos nuestra lista con uno de los más grandes virtuosos del violín de toda la historia, Niccolò Paganini. Su padre, al darse cuenta del talento de su hijo, comenzó a enseñarle música. Siendo niño, Paganini escribió varias obras para violín, que eran realmente difíciles para los otros músicos. El joven músico ayudaba en las iglesias, y servía tanto a nivel espiritual como con su música. Sin embargo, otros músicos de la época creían que ninguno de sus trabajos era suyo, más bien que eran del fruto de un pacto con el diablo. Según se creía, el músico vendió su alma al diablo para convertirse en un gran violinista.

Según dijo el poeta Heinrich Heine, cuando Paganini estaba tocando su violín siempre había una gran figura oscura detrás de él, además de vestir con túnicas ceremoniales negras. Es por este motivo que la Iglesia le negó el entierro católico. Después de su muerte pasaron cuatro años antes de que el Papa permitiera que su cuerpo fuera trasladado y enterrado en 1876 en un cementerio de Parma.

Giuseppe Tartini (1692-1770)


Tartini fue un compositor barroco italiano y violinista. Su obra más famosa fue “El Trino del Diablo”, que en la actualidad sigue siendo una de las piezas más difíciles para violín que se han escrito hasta la fecha. La historia de este trabajo dio lugar a otro pacto con el diablo.
Antes de que Tartini fuera mundialmente famoso por su habilidad, él era un simple violinista decepcionado con su vida. Una noche se fue a dormir y vio al diablo en su sueño, quien le enseñó a tocar el violín a cambio de los servicios del músico. Tartini estuvo de acuerdo y le entregó su violín al diablo y tocó la canción más impresionante que había oído nunca.

Cuando se despertó a la mañana siguiente, inmediatamente escribió la sonata, nota por nota, tratando de reproducir lo que escuchó en su sueño. Con el tiempo, la sonata llegó a ser conocida como el “El Trino del Diablo”. La pieza musical era tan difícil de tocar, que algunos dijeron que era necesario un sexto dedo, el conocido dedo del diablo.

Robert Johnson (1911-1938)


Robert Johnson fue un músico de blues de fama mundial cuya vida solo duró 27 años. Según cuenta la leyenda, el joven Johnson vivía en una plantación de Misisipi, y soñaba todos los días en convertirse en un gran músico de blues. Una noche se encontró con el diablo, quien le cogió su guitarra y se la afinó. Entonces, el diablo toco un par de canciones y luego le devolvió la guitarra a Johnson, ofreciéndole un gran dominio del instrumento. A cambio le pidió su alma.

Muchos expertos aseguraron que era la única explicación para el rápido dominio de Johnson con la guitarra a una edad tan joven. Incluso Johnson llegó a componer canciones como “Me and the Devil Blues (Yo y el Diablo)”, asegurando que realmente hizo el pacto con el diablo. En la actualidad hay tours turísticos en Clarksville, Misisipi, donde Johnson supuestamente vendió su alma al diablo.
Justin Bieber (1994-¿?)


Entre los muchos cantantes que han sido acusados de pactar con el diablo, muy posiblemente el más famosos sea Justin Bieber. Bieber fue descubierto en 2008 por el ejecutivo de la industria de la música Scooter Braun, mientras navegaba por YouTube. Muchas personas acusaron al joven cantante de vender su alma al diablo en ese momento. Y la verdad es que poco tiempo después ganó más de 100 millones de dólares, y a juzgar por el creciente número de tatuajes simbólicos, todo parece indicar que es pacto se realizó. Expertos en simbología esotérica aseguran que Bieber tiene el tatuaje de un búho en su brazo izquierdo y otro de un ojo en su antebrazo, todos símbolos Illuminati.
Incluso algunos ven más allá al asegurar que el verdadero Justin Bieber murió en un accidente de coche en 2012 y fue sustituido por una copia exacta del cantante. El propio Bieber negó formar parte de los Illuminati y puso en duda su existencia.

Como hemos podido comprobar, el mundo de la fama está envuelta en pactos con el diablo. Muchas personas pueden pensar que este tipo de creencias forman parte de la imaginación de los más religiosos, pero la verdad es que en muchos casos el misterio forma parte de la vida de aquellos que llegaron a la fama demasiado rápido. Pero también es cierto que cualquier persona es libre para escoger su destino en la vida, siempre y cuando no haga daño a nadie. Entonces: ¿serías capaz de pactar con el diablo para conseguir fortuna y gloria?

Fuente

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s