Armas de poder mental al servicio del poder mundial

Trasplantes de cabeza, conexiones entre mentes, ultrasonidos, implantes de nanopartículas magnéticas en el cerebro, dispositivos que leen el pensamiento… Son solo algunos de los recientes avances médicos y tecnológicos que perfectamente podrían emplearse para controlar nuestra voluntad. Y todo parece indicar que ciertos gobiernos ya los están poniendo en práctica en el más absoluto de los secretos, puesto que existen unas armas, denominadas psicotrónicas, cuyo objetivo es atacar a nuestros cerebros.

ffw

La Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense posee nanotecnología informática con 15 años de adelanto respecto al resto del mundo. También dispone de armas capaces de influir cualquier sistema electromagnético: desde los campos bioeléctricos del cuerpo humano, pasando por los ordenadores y los teléfonos móviles, hasta los sistemas geológicos. Miles de civiles están afectados por la experimentación ilegal».

El anterior es un fragmento de un comunicado de la Asociación Contra el Abuso de Armas Psicofísicas (ACAAP por sus siglas en inglés), registrada en Karlsruhe (Alemania) y fundada en 2006 por víctimas del acoso electrónico en Alemania, Austria y Suiza. Entre sus actividades figuran masivas manifestaciones ciudadanas denunciando la existencia de miles de damnificados que han sufrido torturas o han acabado perdiendo la vida. En su web publican los testimonios de algunos de dichos «mártires», así como informes científicos que, a todas luces, confirman la existencia de «armas silenciosas» para lavar el cerebro de los individuos, destruirlos o esclavizarlos. Como es de esperar, ningún gobierno reconoce poseer tal armamento y mucho menos utilizarlo para fines tan maquiavélicos. Sin embargo, parece que los datos disponibles contradicen estas aseveraciones…

PIRATEAR LA MENTE HUMANA

Robert Duncan, miembro de la ACAAP y antiguo experto en armas psicotrónicas del Departamento de Defensa estadounidense y la CIA, autor de varias obras sobre la cuestión y esforzado adalid de la lucha para frenar el abuso de las armas de control mental, ha divulgado en diversas entrevistas que tales artefactos existen: «Los estados criminales han perfeccionado sus técnicas para inducir artificialmente todo tipo de emociones negativas en los ciudadanos. Utilizan gran variedad de tecnologías, como satélites, torres de telefonía, etcétera. Su objetivo supremo es conformar una sociedad esclava, robotizada y completamente controlada. Pueden proyectar voces en la cabeza de la gente con sistemas como el denominado ‘la voz de Dios’».

Aunque Duncan tiene detractores que no comparten su visión y no escuchan sus llamadas de alerta (ha informado repetidamente de que «existe un punto en las bioseñales del sistema nervioso humano que se está explotando»), si nos asomamos a los informes científicos sobre esta clase de armas –como los que figuran en la web de la ACAAP–, todo parece indicar que algo de verdad hay en sus denuncias.

Link

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s