Rusia al borde del colapso: Bolsa y rublo se hunden por culpa de la caída del petróleo

La situación cada vez se pone más fea en la zona más oriental de Europa. Rusia es una bomba de relojería. El movimiento que ha dado este martes el banco central que preside Elvira Nabiullina subiendo los tipos de interés del 10,5% al 17%, no ha hecho más que poner de manifiesto la difícil situación del país. Y es que los mercados, lejos de interpretarlo como una acción positiva, han acelerado su desbandada mientras los temores a que se repita el colapso de 1998 cobran fuerza.

IMG_3157.JPG

Así, el rublo, que inicialmente recuperaba posiciones en su mayor subida en 16 años por encima del 10%, se viene abajo y cae otro 2% hasta los 65 dólares y 81 euros. De esta manera, acumula ya un desplome del 79% contra la divisa europea y del 98% contra el billete verde. El pánico también se traslada a la bolsa, que se hunde más de un 9% y acumula un desplome del 54% en el año. Y a la deuda. Hoy el interés del bono ruso a diez años se dispara más de un 19% hasta el 15,6%, avivando los temores a que el país caiga en una situación de default. Pero más relevante es que la curva se ha invertido y ya se paga más por el papel a corto plazo que a largo. El interés de las letras se ha disparado al 16, 1% en el año frente al 13% del día anterior.

Y es que, aunque el Banco de Rusia ha dado un puñetazo en la mesa, los mercados dudan si va a ser capaz de ir más allá. De hecho, la subida de tipos de 6,5 puntos básicos les parece insuficiente con la sangría en la que se encuentra sumida su divisa. A eso hay que sumar el colapso de su economía. De hecho, ayer, la institución que preside Nabiullina alertó de que el Producto Interior Bruto (PIB) se contraerá entre un 4,5% y un 4,7% si el precio del petróleo se sitúa por debajo de los 60 dólares. Pues bien, hoy el Brent, de referencia en Europa, ha roto ya esa barrera psicológica, mientras que el Texas estadounidense ha caído por debajo de los 55 dólares.

De esta manera, el fantasma de la crisis de 1998, también conocida como la ‘crisis del rublo’ planea sobre la memoria de los mercados. En aquel entonces, la crisis financiera de Asia, que comenzó un año antes, hundió el precio de las principales materias primas y los países dependientes de estas, entre los que se encuentra Rusia -para la que el petróleo, gas natural, metales y madera supone el 80% de sus exportaciones- sufrieron las consecuencias. El rublo se hundió un 71%, la inflación se disparó en 1997 un 84% y el PIB cayó un 4,6%.

En esta ocasión no es una crisis financiera en Asia la responsable pero sí el desplome de los precios del petróleo. Y esta caída del crudo no es casualidad sino que estaría medida y orquestada desde occidente. No en vano, el oro negro se ha convertido en el arma para doblegar a Rusia con respecto al conflicto de Ucrania. En lugar de un conflicto abierto con consecuencias catastróficas, Estados Unidos ha optado por ahogar y aislar su economía.

“Rusia está a un paso de doblegarse”, explica a Cotizalia Javier Neiderleytner, profesor de IEB. “La guerra se ha trasladado a los precios del petróleo y Rusia va a tener que retirarse de Ucrania. Lo vamos a ver pronto porque no pueden aguantar más y cuando esto ocurra la situación va a empezar a mejorar y los precios del crudo van a empezar a subir”, ha afirmado el experto.

Link

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s