Tercera noche de violencia y cargas en Barcelona por el desalojo de ‘okupas’

Un millar de personas se reúne para protestar por el derribo de un edificio en Sants. A las diez de la noche han comenzado los altercados y al menos uno de los manifestantes ya ha sido detenido

20140528-231051-83451004.jpg

Los Mossos d’Esquadra han empezado a cargar sobre las 22.00 horas contra la manifestación de miles de jóvenes que se han manifestado esta noche en Barcelona contra por el desalojo policial este lunes del centro okupado de Can Vies. Los manifestantes y los policías autonómicos han coincidido frente a frente en la confluencia entre la carretera de Sants y la avenida Industrial donde los jóvenes han empezado a formar una barrera con los contenedores, además de incendiar alguno de ellos. La concentración se ha producido después de que una columna de jóvenes haya partido de la plaza de Sants hacia la sede del distrito a la que se han sumado paulatinamente la quincena de protestas, procedentes, entre otras zonas, de Gràcia y Horta, que se han celebrado este tarde en la ciudad.

Interior envía a Barcelona unos 200 antidisturbios de Madrid, Valladolid, Zaragoza y Valencia

A las 22.30, Barcelona ya era una batalla campal y en un constante corre calles entre los policías y los manifestantes en la que es ya la tercera noche de graves altercados. La dinámica siempre es la misma: los jóvenes incendian un contenedor, los policías cargan y una unidad de bomberos sofoca las llamas. Y vuelta a empezar. Al menos una quincena de contenedores ardían anoche mientras los vecinos alentaban desde sus balcones a los manifestantes con una cacerolada. El Ministerio del Interior ha enviado a Barcelona unos 200 agentes antidisturbios, procedentes de Madrid, Valladolid, Zaragoza y Valencia, para proteger las infraestructuras del Estado en la capital catalana. La Delegación del Gobierno en cataluña ha ofrecido su ayuda a la Generalitat pero ésta no la ha requerido por lo que no agentes desplazados no están participando en el dispositivo policial que asumen los mossos.

La lluvia no ha arredrado en ningún momento a los manifestantes en esta tercera noche de conflictos tras el desalojo, por sentencia judicial, del histórico edificio. Barcelona ha vivido de forma simultánea una quincena de manifestaciones que han ido confluyendo de forma espontánea hasta Sants. El tráfico se ha interrumpido en algunas vías centrales como la Meridiana y la Gran Vía. Varias ciudades catalanas, como Lleida, Reus, Tarragona, Terrassa, Cornellà y Badalona, han alojado protestas de solidaridad por Can Vies.

Las protestas han empezado a media tarde en los distritos. En Gràcia, por ejemplo, el grupo ha realizado pintadas en la Plaza de la Revolución y en la fachada de la sede del distrito, en la plaza de la Vila, contra la que han arrojado bolas de pintura roja. Los manifestantes han coreado frases como “el que siembra miseria recoge rabia” y han repartido octavillas. En la zona, no han aparecido unidades antidisturbios aunque sí circulan agentes de paisano además del helicóptero que no deja sobrevolar Barcelona. Una brigada de Barcelona neta se ha acercado hasta la plaza de la Vila para retirar un contenedor con escombros de una obra para evitar que los mismos fueran utilizados como armas arrojadizas durante eventuales altercados.

Mientras, en Lleida un centenar de personas se han concentrado esta tarde en la plaza del Ayuntamiento gritando consignas de solidaridad con Can Vies y en contra de la actuación de los Mossos d’Esquadra, informa Lluís Visa. Poco después, y bajo una lluvia intensa, los concentrados han iniciado una marcha por el centro de la ciudad durante la que han realizado pintadas en entidades bancarias como “Si Can Vies cae, Cataluña se quema” y han lanzado huevos de pintura contra las puertas del Ayuntamiento, donde fueron alcanzados un agente de la policía local y una periodista de la Agencia Catalana de Noticias.

En Terrassa, un grupo de jóvenes ha pintado la sede de Convergència. Decenas de personas se han concentrado también en Igualada, Berga y Montcada. En Sabadell unas 200 personas se han manifestado por el centro de la ciudad hasta la Gran Vía donde han volcado tres contenedores y han montado una barricada. Un par minutos después, se ha disuelto la marcha antes la estación de Renfe. Algunos han tomado el tren para unirse a la protesta de Barcelona, informa Ivanna Vallespín. En Girona, unas 300 personas se han concentrado ante el Ayuntamiento y han coreado gritos contra Convergència y la Policía. Un portavoz de grupo ha leído un manifiesto en la que han aplaudido la dimisión del director de los Mossos, Manel Prat, han reclamado también la marcha del consejero Ramon Espadaler y de su predecesor Felip Puig. En el manifiesto, el colectivo ha lamentado que el desalojo se realizara un día después de las elecciones.

Las protestas se extendieron este miércoles hasta Tarragona donde alrededor de 150 de personas se concentraron sede de Convergència, en la avenida de Catalunya

La protesta transcurrió sin incidentes y estuvo rodeada en todo momento por un fuerte despliegue policial de los mossos quienes movilizaron al menos cuatro vehículos ARRO y más de una veintena de agentes, algunos incluso apostados en el tejado de un edificio aledaño. Los manifestantes se concentraron a unos 50 metros de la sede de convergente, tras unas vallas, y leyeron un manifiesto en apoyo a Can Vies en el que lanzaron proclamas contra CiU, los mosso y el Ayuntamiento de Barcelona. En varias pancartas se leía “Quien la hace la paga” y “Quien siembra miseria recoge la rabia”. La marcha finalizó frente al delegación de la Generalitat en la ciudad, ubicada en la calle Sant Francesc. El martes la sede de CDC en Tarragona amaneció con pintadas en apoyo a Can Vies.

La protesta de la noche del martes terminó con nueve heridos —ocho de los cuales eran policías— y seis detenidos, de entre 17 y 45 años. Estos seis se suman a los dos jóvenes que fueron arrestados el lunes tras el desalojo del Can Vies y que ayer quedaron en libertad sin fianza pero con cargos. El balance de daños en material público también es considerable y la factura asciende a 53.000 euros: se volcaron 220 contenedores, 53 de los cuales terminaron ardiendo. También se destrozaron marquesinas, semáforos y señales de tráfico. Además del material público hay que sumar los daños a entidades financieras —una de las cuales no pudo abrir hoy durante todo el día—, cabinas de Telefónica y la excavadora que derribó el edificio de Can Vies. También se atacaron 12 sedes de CDC en Barcelona, Lleida y Tarragona.

La oposición, asociaciones vecinales y la Síndica de Barcelona han reclamado hoy diálogo para poner fin a los violentos incidentes ocurridos en Sants. Las críticas han llovido hoy desde la oposición sobre el alcalde de Barcelona y el consejero de Interior, Ramon Espadaler, tanto desde los grupos de la oposición en el consistorio como en el Parlament, mientras que el Sindicato de Mossos d’Esquadra ha tildado de “patético” y escaso el dispositivo policial de anoche.”Protestas y manifestaciones las que se quiera, pero lo que no se pueden aceptar son los actos violentos”, ha manifestado esta mañana el alcalde Xavier Trias tras la junta extraordinaria de portavoces municipales celebrada esta mañana en el Ayuntamiento. El alcalde ha mostrado su “absoluto y enérgico rechazo y condena” a la violencia de las protestas.

http://adf.ly/obPrL

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s